Páginas

jueves, 9 de diciembre de 2010

1 comentario:

AntWaters dijo...

qué bonicos tus dibus; una niña ya con una tirita en el pecho, y el corazón relleno de helio para alejarlo del suelo, donde andan los sapos que quieren acostarse con uno; con uno y con otros y hasta otras :P

Un abrazo